¡Cuatro series de comedia de HBO España, que debes ver!


Empezando estos tres meses de cuarentena, allá por mediados de marzo, vi en el catálogo de HBO una serie llamada DAVE. Tras abrirla, descubrí que  su creador era Lil’ Dicky, un nombre que ignoraría por completo, de no ser porque había oido hablar de él al gran Christian Flores, en el podcast  “El Otro Día”, de Phi Beta Lambda. Así que, decidí darle una oportunidad y verme los tres primeros episodios, que ya estaban subidos en la plataforma. Y pese a que, los dos primeros no me fliparon demasiado, sí que me gustaron un par de detalles como este freestyle que se marca Lil’ Dicky en el primero, que me motivaron a seguir viéndola:

Pero, a partir del tercero empecé a apreciar la cremosidad de lo que estaba viendo. Aprecio éste, que fue in crescendo (excepto quizá el capítulo 9) hasta llegar a un finale apoteósico, en el que Dave Burd demuestra (con creces) a todo el mundo que sabe rapear al mismo tiempo que hacer comedia, acercándose/nos un poco más a su sueño de ser el mejor comediante/rapero de la historia, con un freestylaco totalmente Brugal©️.

Por ir en orden cronológico de mis visionados, os contaré que al mismo tiempo (e incluso antes) que veía Dave: Me puse con la cuarta temporada de High Maintenance. Una antología cómica (hecha a partir de una webserie) creada por Ben Sinclair y su ex-mujer Katja Blichfeld (¡que siguen trabajando juntos!). En ella, el propio Ben hace de un camello ciclista de Brooklyn. Éste, en realidad, es como el catalizador de las diversas historias de los múltiples personajes que se nos presentan, de forma generalmente graciosa. Mientras que al principio, te puede molestar un poco esta forma de narrar de la serie, ya que lo que te interesa, a fin de cuentas, es la historia de “El Tío”, en seguida te acostumbras a este tipo de narración y empiezas a disfrutarla.

En este vídeo veréis una analogía de lo que es un capítulo, ya que en él se muestran diferentes trocitos de varios capítulos de la webserie, o pre-serie. (¡Sin spoilers!):

Tras ésta, continué con la segunda temporada de What We Do In The Shadows (Lo que hacemos en las sombras), brillante adaptación televisiva de la genial película de 2014, co-escrita, co-dirigida; e incluso co-protagonizada por Jemaine Clement y Taika Waititi. esto último en la película, pero no en la serie. A pesar de que ambos hacen aparaciones en ésta, haciendo de los vampiros Vladimir y Viago, respectivamente. Y es que, con estas credenciales, no puedes esperar otra cosa que lo que es: ¡un auténtico descojono!.

Para los que no hayáis visto la peli: Ésta y la adaptación se tratan de un mockumentary en el que unos documentalistas graban la convivencia de un grupo de vampiros que comparten piso, en Wellington, Nueva Zelanda (en la peli), y una casa en Staten Island, uno de los cinco boroughs de NYC, en la serie. Todo ello se hace respetando las convenciones del género vampírico, con algunas brillantes innovaciones, genera un caldo de cultivo bárbaro para hacer buena comedia. Un ejemplo de esto, es la creación de los vampiros de energía, que se alimentan  de la frustración de los demás, versus los emocionales, que se nutren de la pena ajena:

Por último, tengo que hablaros de BETTY, 3ª serie neoyorquina (¡donde ocurre todo lo bueno!) de este artículo. La pillé por casualidad y me enganché a ella desde el primer capítulo. Efecto éste, que sigue ocurriendo en mi querida HBO, ya que casi toda su programación (todas estas al menos), se sigue emitiendo a episodio por semana, algo que agradezco. Ya que para eso, existen los cliff hangers, para dejarnos “colgados” de una parte a otra.

El caso es que siendo una temática, a priori, tan ajena a mí, un grupo de chicas post-adolescentes patinadoras en La Gran Manzana, despertó en mi una honda curiosidad. Primero, por la excelente fotografía que realiza su directora (y creadora) Crystal Moselle, que muestra mi metrópolis favorita desde ángulos insospechados, cómo también las historias de las protagonistas, las “Bettys” (Kirt, Indigo, Camille, Honeybear y Janay), de las que te enamoras. Luego, con la aparición de un jocoso personaje masculino, Farouk, el divertido camellín de yerba.

Conoce a Kirt e indigo, dos de las Bettys.

Hasta el último capítulo, que concluye con el Skate Kitchen, nombre del grupo de las skateresas, y también título de la película original en la que está basada la serie (que podéis ver en Filmin, ¡mi segunda plataforma favorita!), atravesando el puente de Williamsburgh hasta Brooklyn donde se cruzan, ¡oh sorpresa!, con “El Tío” en su bici, ¡uniendo así, ambos universos ficticios!

Y para terminar, una buena noticia: ¡Se vienen temporaditas nuevas para todas ellas! (la única por confirmar al 100% es High Maintenance, ¡pero todo pinta a que sí!).

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s