Mosquitos


Asoman con el sueño del sol, ¡y todos al suelo! Cerrad puertas y apagad luces, encended inciensos, fumad hasta que mate.

Cae la noche. Sus agujas penetran la piel tersa y la piel vieja, la reseca por la sal mediterránea, la curada con aceites, y la piel gruesa de foca marina.

Disfrutan unas más que otras, eso sí. Les encanta el dulce. ¿Y a quién no?

Y si salen más en verano, ¿de qué te sorprendes? ¿No sales tu también más en verano, disfrutas de las pieles naranjas que después caerán? ¿No te empachas de dulce vino, de sol y sal, dejas el después para después?

Pues eso hacen los mosquitos. En el tiempo del festín, se dan festín. Bizzzzz. Re Bizzzzz.

Hasta que sale el sol.

Su horizonte negro, su rutina, su septiembre. Entonces, los mosquitos se ocultan a relamerse hasta la siguiente fiesta.

Los que aún vivan.

Jaime Pérez-Seoane Z

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s