Refranero español


El refranero popular español está plagado de incitaciones a la carrera: madruga, pilla lo primero que puedas y no llegues tarde, mangas verdes. Al mismo tiempo nos decimos que las prisas son malas consejeras, que la sabiduría la regala solo el tiempo (y generosamente: la regala incluso al diablo) y que a cada momento de ir a la cama, algo nuevo habremos aprendido. En ese tópico que es la prisa contra la necesaria pausa, algunos de los refranes más renombrados son los que contrastan ambas realidades al mismo tiempo. Vísteme despacio que tengo prisa, o date prisa, pero no corras. La contradicción es natural del hombre de toda tierra, y está grabada en la moneda de España desde los primeros tiempos del comercio. Pero, claro, cada moneda tiene dos caras, y el español es rey en girar la suya hasta no saber qué suelo pisa. Eso es Twitter estos días, territorio de palabras tan grandes como rápidas, porque el premio es la oportunidad. Los nuevos refranes, tan contradichos como los viejos, definen a quienes los acuñan. En Cataluña, el buque independentista hoy se hunde con el refranero entero. Mi favorito para ellos: Antes de meter, prometer.

Jaime Pérez-Seoane Z

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s