Leer a Ayn Rand


El mensaje más grande de la historia dice “Read Ayn Rand”. Cuando escribo grande no me refiero al sentido figurado del término en el que puedan estar implícitos los conceptos de importancia o transcendencia, me refiero al sentido literal de grande, es decir, algo cuyo tamaño no se encuentra dentro de la normalidad. Estas palabras en concreto, “Read Ayn Rand”, son las más grandes jamás escritas. El responsable o autor de esta magna obra es Nick Newcomen que usando a modo de lápiz un coche y el territorio de EEUU como folio condujo más de 19.000 kilómetros encendiendo y apagando el GPS por más de 30 estados trazando con su movimiento cada una de las gigantescas letras. Terminado el viaje subió la información recogida por su dispositivo de navegación a Google Earth desde donde podemos contemplar de costa a costa, de océano a océano, la frase más grande de la historia en tres únicas, titánicas e inabarcables palabras. “Read Ayn Rand”.

Al enterarme de semejante hazaña quedé sumido en un estado de estupefacción absoluto, me sentía como debió de sentirse el pueblo de Springfield cuando Bart, Millhouse y compañía cantaron aquello de Aniram al ne etatsila. Hechizado por la inmensa fuerza del mensaje corrí a la librería más cercana y no pedí, exigí, con determinación y violencia, que pusieran a mi disposición todos los libros publicados por Ayn Rand. Atemorizada por mi comportamiento, la vendedora, amiga y conocedora de mis excentricidades, me dijo que en ese momento sólo podía ofrecerme La Rebelión de Atlas pero que no me preocupara ya que, en su opinión, era la obra cumbre de Ayn Rand. El efecto del conjuro recitado por Nick Newcomen aún me duraba y me sumergí con ansiedad en la novela.

En los años ochenta, la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos preguntó en una encuesta por los libros que más habían influenciado a los preguntados. El primero fue La Biblia, el segundo, La rebelión de Atlas. Se considera la obra más completa de Rand sobre el objetivismo por lo que de manera paralela a la lectura de la novela decidí investigar sobre este movimiento filosófico. Cuanto más leía sobre el tema más respeto sentía hacia Rand y su pensamiento. En una ocasión le pidieron que resumiera el objetivismo en pocas palabras. Centro su respuesta en las cuatro claves de su pensamiento:

1. Metafísica: realidad objetiva.

2. Epistemología: razón.

3. Ética: interés propio.

4. Política: capitalismo.

Es decir, Ayn Rand es al liberalismo lo que Marx al comunismo. No exactamente pero algo parecido. La Rebelión del Atlas, nos dibuja un EEUU en decadencia por el exceso de intervencionismo. Sus protagonistas, unos empresarios multimillonarios, pelean contra las injusticias del estado para desarrollar su negocios sin disimular el beneficio propio como único objetivo. De hecho, uno de los antagonistas, un ser mezquino y mediocre es deformado y ridiculizado por plantear dudas a este sistema empresarial. La calidad del libro es incuestionable, es ágil, entretenido y profundo. Tiene todo lo que le puedas pedir a un buen libro. El mensaje es más cuestionable. Ayn Rand fue testigo de la Revolución Bolchevique, el negocio de su familia fue expropiado y sus condiciones de vida empeoraron hasta tener que emigrar a EEUU. En estas circunstancias es lógico que su pensamiento se polarizara de un extremo a otro.

Este proceso mental, y a esto venía todo, está ocurriendo en la actualidad. (Se supone que debemos escribir sobre actualidad). La primera palabra que aprende un niño es NO. Es su manera de identificarse, yo NO soy eso, yo NO soy aquello. Es psicología evolutiva, saben lo que NO son pero no lo que son. Definirnos como lo que NO somos es mucho más sencillo que encontrar una identidad en la afirmación. La conclusiones a las que lleguemos en cuestiones políticas, sociales, metafísicas o deportivas deberán ser respaldadas por los SÍes para que no se quedan en una nebulosa de contrarios cuya única defensa sean los errores del otro. 

Rodrigo Ruiz-Gallardón.

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s