Hablando de Carol (Todd Hayes, 2015)


Querido lector:

Supongo que si estás aquí es porque has visto la película y quieres leer algo sobre este (maravilloso) film, porque te ha gustado. De todos modo, si no has visto la película (o no te ha gustado), me gustaría agradecerte tu amable gesto de leer estas líneas y pedirte perdón sí pierdes el interés rápidamente. (Por cierto, puede contener spoilers).

Para hablar de esta película, creo que me quitaré el traje de “macho viril” para ponerme el de “esto es lo que, verdaderamente, me ha hecho sentir”. ¿Que por qué digo esto? Porque es una película en la que las mujeres son fuertes, inteligentes y sobre todo, dulces. Y en la que te das cuenta de que las relaciones homosexuales son quizá, la expresión definitiva del  entendimiento real que sólo dos personas del mismo sexo pueden llegar a tener.

He de decir que cuando lees en los títulos iniciales los nombren de los hermanos Weinstein (Harvey y Bob, primeros peces gordos que dieron una oportunidad a un tal Quentin) y (justo cuando empiezas a darte cuenta de que estás tarareando la música), el de Carter Burwell  (Fargo, escondidos en Brujas o Antes que el diablo sepa que has muerto, por nombrar sólo tres ejemplos), tus defensas bajan un poco. Al igual que cuando recuerdas haber hojeado alguna crítica positiva del gran Carlos Boyero, bajan aún más.

La película, creo, que es de esas con las que o bien conectas desde el primer momento o te puedes aburrir profundamente , a mí, por suerte, me pasó lo primero. Y no tengo miedo de decirlo.

Pero es que ya desde la primera secuencia, captas la sutileza de la obra y la gran habilidad del director para transmitir emociones al espectador.  Él sabe que cuando el tal Jack (al principio) ve a Carol (Cate Blanchett)  desde la barra, en seguida, tú también te fijarás en ella. Y creerás por unos segundos,  que es la protagonista, hasta que te das cuenta de  que es a Therese (de espaldas) a la que el chaval ha reconocido  y que desde ese momento será Rooney Mara (soberbia),  la protagonista*. Muy fino, también, el gesto narrativo, digno de  Serpico (p.e.) de Sydney Lumet, de empezar con un pasaje que luego se repite hacia el final, momento en el cual entiendes todo el peso de esa escena.

Y es que la película apasiona, porque cuenta la historia de una relación (o de todas quizá), desde su inicio (la primera vista) hasta un punto de felicidad, que , aunque frágil,  es felicidad, al fin y al cabo.

Otra cosa que me gusta de esta cinta, además de su capacidad de empatizar con el público: ¿O acaso no asusta, cuando Therese le pregunta a Carol, a la mañana siguiente de su  cópula, “- ¿Cómo se llamaba este pueblo, otra vez? -Waterloo. ¿No es eso horrible?” y tú piensas: “¡Ajá, eso es, Waterloo!”)?;  es su estilo clásico de no dar una puntada sin hilo y hacer que todo plano, cada frase,  tenga su “rima”, creando así una armoniosa lírica fílmica, tan sólo reservada a las grandes obras cinematográficas.

Y es apasionante porque la cuenta la historia de esa relación, sin más. Sin darle más importancia al hecho de que sea entre dos mujeres que la que la misma Señorita Kubellik, perdón, Bellivet, le otorga en estas líneas:

 

“Therese Belivet:  Have you ever been in love with a boy?

Richard Semco:  No.

Therese Belivet:  But you’ve heard of it.

Richard Semco:  Of course. I mean, have I heard of people like that? Sure.

Therese Belivet:  I don’t mean people like that. I mean two people who just… fall in love. With each other. Say, a boy and a boy. Out of the blue.

Richard Semco:  I don’t know anyone like that. But I’ll tell you this: there’s always some reason for it. In the background.

Therese Belivet:  So you don’t think it could just… *happen* to somebody, just… anybody?

Richard Semco:  No. I don’t. What are you saying? Are you in love with a girl?

Therese Belivet:  No.”

 

*Algo de lo que también se debieron dar cuenta en Cannes (dándole la Palma de Oro a a Mejor actriz) y no tanto en Hollywood, (nominándola a mejor secundaria).

 

Fermín Lizarraga Oscoz.

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s