Doce versos


Una docena de versos como doce flores.

Una alborada de sueños y de soñar de día.

Un cafe espeso y dulce en la cocina,

un buenos días de dulce beso en la esquina.

Una calle densa de una ciudad humedecida.

Un cielo de delirios y grises nubarrones.

Un jardín de silencio entre dos calles rebosantes

partiendo un pasillo de ruedas, griterío y faroles.

Un patio de memorias y temores,

Un árbol distraído y rapaces voladores.

Una y seis pinceladas, en total siete colores.

Un bosque de colorete y unos labios cautivadores.

Una voz de confite entonando tiernas canciones,

Y un poco de paz.

Son mi regalo doce versos, como doce flores.

Como doce horas de un día cualquiera,

de rutinas, caprichos y amores.

Una, dos, tres, y hasta doce sensaciones.

Y es que doce no son más que seis más seis.

Jaime Pérez-Seoane de Z

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s