Al capricho del sol


Si es virtud o suerte el atraerte,
aunque por veces y de forma intermitente,
no lo se.

¡Que feliz fue conocerte!,
y que la dicha me visita al verte,
eso si lo se saber.

Es fortuna incomparable en las noches recogerte
y en frías madrugadas envolverte.
Tanta gloria no la presto,
y a momentos la comparto al ofrecerte
al capricho del Sol,
que no sale a calentar el suelo en las mañanas,
que si sale es para verte.

No hay palabra viva
que mi sentir manifieste.
No hay lenguaje que describa mi alegría,
que perpetúe el sentir de mis labios al morderte.

Pero no es mi amor algo que quiera esclarecerte.
¡Pues yo lo que quiero es quererte!
Y ese juicio es tan fuerte, que,
aunque lo demás no pueda hacerte, aunque sangre brote de mi mente,

mi amor no encontrará muerte.

Jaime Pérez-Seoane de Z

Anuncios

3 pensamientos en “Al capricho del sol

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s