El bosque animado


Las hélices de la avioneta, heredada de la Alemania de los ochenta, emprendían el rotor de sus aspas con ambiciones salvajes, con el ímpetu de quien aguarda un viaje a lo desconocido y generoso. En la mira del pájaro de acero un parque natural más desaseado que corrupto, pero también corrupto, por el descuido de sus hermanos y la maldad de los que usurpan su identidad, sometido al saqueo de sus propios hijos, que convertidos en héroes nacionales auspician la maldad sobre una base de ignorantes buen-hombres. La compañía, la justa por lo merecida y la que la capacidad del aparato permite, ya cargado de un puñado de estudiantes laboriosos con ansias de besar su tierra. En los escasos lugares de privilegio unas cuantas manos de parranderos que los británicos llamarían en su altiva excelencia terminológica filántropos, amigos del amor desconocido y no remunerado, salvaje. En el destino, el bosque animado, una sociedad latente pero desorientada aguardando que el primer rayo de sol de occidente ilumine hacia donde se esboza un disparatado y eléctrico canto a la vida. Los europeos, en número bíblico y bendecidos con la gracia de una nueva oportunidad de fraternizar con quienes los reciben, nobles e ilustres de linaje montaraz y palmas rosadas y agrietadas por el trabajo manual del campo. Los dientes, iluminando sonrisas honestas de un pueblo de pieles morenas y caderas movedizas. En los entretiempos – que por lo visto son en esta tierra todos los tiempos – se goza al son de botellas de licor, a veces blanco  y a veces negro, feliz miscelánea étnica de fin de semana que se percibe hasta en el trago. Todos los elementos de la tierra pacífica, cambiantes como una culebra a veces de río y a veces de tierra y por tiempos armada hasta los dientes y otras herida e indefensa. Mandíbulas de nata siempre al aire y el aire siempre húmedo y amenazante, juguetón, arrogante. Respetado.

Jaime Pérez-Seoane de Zunzunegui

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s