Estaciones.


Podría decir que el otoño llegó cansado y se dejó morir en brazos del invierno, que amortajó su ocre cadáver con un suave y silencioso manto blanco.

La primavera brotó del hielo ligera de ropa y se pintó de flores y lluvia para desnudarse por completo al llegar el verano, que se tumbó bajo un olivo después de bañar en oro los campos y los montes.

Carral del Prado.

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s