La fuga de Alcatraz (1979)


Son clavaos.

“La fuga de Alcatraz”  es la peli de cárceles definitiva. Comienza con un preso, del que nada sabemos, llegando al mítico penal de la isla de San Francisco. Al ignorar por qué crímenes fue condenado el protagonista, empatizamos rápidamente con él, y le vamos conociendo poco a poco por sus gestos y acciones, hasta el punto que nos hace sentir como propias su angustia y sus ganas de largarse de allí. La acción es trepidante en todo momento, imponiéndose al diálogo en importante para seguir la trama. Todo esto, gracias a un brillante guión de J. Campbell Bruce, y a unas impactantes, y sugerentes,  fotografía y dirección artística dignas de elogio, que logran recrear la prisión a tal y como estaba cuando albergaba reclusos, en lugar de turistas, allá por los 60.

Don Siegel, maestro del suspense, dirige esta adaptación del libro de Richard Tuggle, que narra la huída de Frank Morris (Clint Eastwood) y los Hermanos Anglin de la cárcel de Alcatraz el 11 de junio de 1962, ocurrida escasos  meses antes del cierre definitivo de la penitenciaría. Este fue el único caso de fuga con “éxito” conocido en los 33 años de historia de la prisión. Sin tener en cuenta, claro, la que llevó a cabo John Mason (Sean Connery) durante su estancia como reo en “la roca”.

Clint con un Cortauñas perfora hasta el hormigón armado.

Frank Morris era un criminal, pero tenía un coeficiente intelectual  de 133 puntos. El cual le colocaba no sólo por encima de sus compañeros, sino también de los centinelas. Gracias a su intelecto y a la abundante cantidad de tiempo que hay para pensar en el mako, Frank, empieza a tramar su  huída desde que pone el pie en la isla. Aunque también es verdad, que sus ganas de largarse aumentan considerablemente al día siguiente, en el comedor (ver vídeo), cuando se topa con  Wolf, un  pirado particularmente obsesionado, al principio, con violarle, y, más tarde, con matarle. Pero, ese día conoce también a Litmus, y a su ratón (en los cuales se inspiraría el personaje de Brooks y su cuervo en “Cadena perpetua” ). Con su ayuda y la de English, el  líder de los negratas, Morris va consiguiendo, además de sobrevivir,  los utensilios y materiales necesarios para llevar a cabo su plan.

Todo se acelera cuando entra Butts, el nuevo vecino de celda de Frank, que se une al plan y con el que se turna haciendo guardias por las noches, vigilando a los guardas, mientras el otro cava. Tras muchas dificultades llegan a la fase final del plan,  salir del edificio,bajar a la orilla del mar, montar, literalmente, las embarcaciones y llegar a tierra firme. ¿Lo conseguirían?

SPOILERS

La historia real es que nunca se pudo dar con su paradero, ni constatar el éxito de su fuga, por lo que el FBI les dio por muertos. Pero se dice (en la trivia de imdb) que uno de los guardas del bloque  recibió una postal en blanco procedente de Brasil meses más tarde. Si estuvieron allí, probablemente no coincidirían con el Dioni que fue en el 89.

Para los más escépticos (entre los que me incluyo), los “cazadores de mitos”   recrearon las condiciones de la fuga y demostraron su viabilidad:

FIN SPOILERS

Al que le gustó Shutter Island (¿¡empiezan y acaban igual!?) Celda 211 o la primera temporada de Prison Break seguro que disfrutara esta “obra maestra”.

Saludos,

Jim Tonik

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s