“In the Loop” o “¿Jodido Teléfono? ¡Volamos hacia D.C.!”


“Que vienen los ingleses!” Dice uno del “par de chiflados”, es Toby, el ayudante del ministro británico Simon Foster, están en Whashington en la reunión  del comité de guerra previa a la votación en la ONU de la resolución que aprobaría la “intervención” en Oriente Medio (Irak)  por parte de los gobiernos Estadounidense y Británico.

La trama es genial, no sólo nos muestra lo absurdamente sombríos que son los negocios políticos internacionales, sino que resulta creíble, y palpable, el clima pre – guerra de Irak. En la vida real la invasión nos parecía, en palabras de Simon, inevitable, desde que George Hijo hiciera sus primeras “declaraciones” sobre sus proyectos en Oriente Medio. Por eso ya sabemos como acaba.

Pero no nos desorientemos, lo mejor de esta historia es que te mueres de risa de principio a fin. Los diálogos son un chiste continuo, alternado con los más imaginativos y sádicos insultos que oía desde “La chaqueta metálica”. Unos comiquísimos personajes, divididos en patéticos políticos y psicóticos asistentes. Malcolm Tucker el enérgumeno jefe haría  llorar al Dr. House y al Dr. Cox (Scrubs). Simon refleja a la perfección el concepto de político inepto y bobo que imaginamos al preguntarnos por qué van mal las cosas.

Como joyas , Liza Weld, interpretada por la niña de “Mi chica” (Anna Chlumsky), que la “lía” con un trabajo de investigación sobre el conflicto que reúne muchos contras y se “lía” con Toby, que por su parte la termina de “líar”  por su problemilla con no revelar información confidencial a la prensa. El General Miller, que recuerda a Tony Soprano, y Steve Coogan haciendo de ciudadano cabreado.

Hecha a partir del Personaje de Peter Capaldi, Malcolm, en la serie de la BBC “The thick of it”, la cinta de Armando Ianucci amplia tanto la duración, como la “circunscripción” de la historia, del ámbito político nacional al internacional.Esto junto con  referencias culturales cuasi-universales, nos mete en la película para llevarnos a un mundo alegre.

Como curiosidad, el guión de rodaje, después de 30 días filmando, era de 237 páginas. Y el primer montaje duraba cuatro horas y media. Tuvieron que pulir mucho el  material para hacer los 106 minutos del montaje final y esto se nota en la fuerza que mantiene todo el metraje.

¡Reíd malditos!

Jim Tonik



Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s