MADNESS!


Según la primera acepción del diccionario de la Real Academia Española, la locura es la privación del juicio o la razón. Sin embargo tiene más acepciones. La segunda define la locura como una acción inconsiderada o de gran desacierto. Las dos últimas son las que más me gustan. La tercera dice que la locura es una acción que, por su carácter anómalo, causa sorpresa. La cuarta va más por otro sentido, según esta última acepción la locura es la exaltación del ánimo o los ánimos, producida por algún afecto u otro incentivo.

Son estas dos últimas las que más relación guardan con este artículo.

 Y es que siempre me ha encantado este grupo, desde pequeño. Y su nombre me parece increíblemente apropiado. Esta banda inclasificable tiene un carácter anómalo, causa sorpresa y exalta los ánimos. Y para la gente como yo que consideramos que siempre tiene que haber un punto de esquizofrenia no diagnosticada, que la genialidad va siempre de su mano, la locura es una virtud.

Esta panda de chiflados del norte de Londres fueron uno de los grupos abanderados del Revival del ska de los años setenta y ochenta. Su estilo bautizado por ellos mismos como Nutty sound es una mezcla de ska y reggae, fundamentalmente, que anima a bailar desde la primera nota que escuchas.

Algo que siempre me ha encantado de estos tipos son sus videoclips donde se desenvuelven perfectamente y consiguen transmitir al público esa alegría aderezada con locura y surrealismo que tanto atrae. Los inconfundibles movimientos de Kix, el saxo, y de Suggs, a la voz, con sus inconfundibles gafas hacen que sea muy difícil ver uno de sus vídeos y no empezar a moverte con esos movimientos entrecortados y rítmicos al son del piano, la trompeta o el saxo.

Otra de sus virtudes, que perdurará para siempre y que ya ha influido en tantas bandas es la ternura con que tratan ciertos temas. Es una ternura que raya en la inocencia pero sin embargo no cae en el infantilismo. Letras como la de My Girl o It must be love son poemas llenos de sentimientos transmitidos con la delicadeza propia de alguien sin ninguna maldad.

Es, en definitiva, un grupo irrepetible que no es capaz de caer mal a nadie ni suponerle un plomo escucharlo. Puede ser que no te guste pero nunca podrás odiar a este grupo.

Y si no te gusta yo iría al psiquiatra, estás demasiado cuerdo y eso no es bueno.

“…nothing more, nothing less, love is the best!”

 

Carral del Prado.

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s