Otoño


En otoño, creo adivinar el por qué, caen las hojas de los árboles. ¡En otoño los cuerpos pesan más! Parece que engordan las almas, también en otoño. Y las palabras. Las palabras también pesan más. Se cargan los sentimientos, las decepciones y las responsabilidades. Las deudas que dejó la primavera, pródiga primavera,  se pagan en otoño. Las ilusiones pasajeras perecen, y cuando la venda cae de mis ojos, como las hojas, descubro el otoño.  El otoño es tiempo de hombres virtuosos, de hombres “universales”. En el otoño, ese poético despertar de la nostalgia que llega a dominarme. ¡La oportunidad para descubrirme como un amante incondicional de la vida!  “No tienes que me dar porque te quiera, pues aunque cuanto espero no esperara. lo mismo que te quiero te quisiera…” El otoño es la oportunidad de recordar las palabras de brote espontáneo, que quedarón atrás. Es el otoño, predecesor de otra época, padre de otro sentir, otoño de otro otoño.

Jaime Pérez-Seoane

Anuncios

Un pensamiento en “Otoño

  1. Pingback: 2011 propuestas para el nuevo año… O casi. « El club de los periodistas muertos

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s