Desayuno.


Al llegar a la cocina esa mañana decidí untar mis sueños en una tostada recién hecha, dejar que se extendieran bien por ella y después unté por encima una mermelada muy dulce para que al comérmela se hiciera más llevadero el trago amargo de no cumplirlos nunca.

Carral del Prado.

Anuncios

Un pensamiento en “Desayuno.

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s