Anécdota borrachil con moraleja.


En el declive de la noche de ayer, ocurrió algo curioso.
Siendo ya última hora, cuando la aglomeración a la puerta del garito comenzaba a dispersarse, un trepador malandrín, cocido hasta las orejas, se subió a un bordillo que quedaba a la altura de las cabezas del personal. Estuvo allí subido un buen rato, dicicendo incongruencias y caminando de un lado a otro en cuclillas simulando que era un enano. Simpático y divertido con sus amigos, se volvía arisco y burlón con los desconocidos.
En un momento dado, un tío con cara de pez globo y flequillo delator, que llevaba un jersey rosa atado al cuello, se cruzó en la senda del elevado arlequín.
Pasó por delante suya y tras hacerlo, nuestro “humpty dumpty” nocturno  particular le propinó un lapo directo a la colleja desde lo alto. El tipo se encendió y comenzó un largo intercambio de palabras altisonantes, bravuconadas y amenazas irrisorias.
Todo el mundo allí sabía que el agraviado no iba a restituir su honor, a pesar de los desafíos que lanzaba. Los amigos del agresor se descojonaban sin piedad a pocos metros de la víctima y los secuaces del pijo se revolvían increpadores.
La tensión subía y bajaba por momentos, sin rebasar los niveles de una pelea verbal entre dos niños de cinco años sobre un juguete.
Al final, el cabezón marchó y los alegres y felizes granujillas se salieron con la suya.

La moraleja de ésta historia es que si alguien te escupe en la cara, o bien le escupas de vuelta, o le pegues una galleta o te largues a paso ligero. Porque si no vas a hacer ninguna de las dos primeras, lo único que vas a conseguir si no haces la tercera es que tu honra caiga aún más por los suelos. Así es, la humillación existe sólo ante aquellos que la presenciaron. Por lo que si un par de tipos pasán un buen rato a costa de partirse la caja de tí, y tu te vas,la humillación desaparece.
No debemos intentar preservar nuestra dignidad frente a causas que no lo requieren.

Jim Tonik

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s