Into the wild (Hacia rutas salvajes) No spoilers!


Cuenta la historia de Alexander Supertramp, que tras licenciarse en la universidad y donar a una ONG el restante de su fondo estudiantil, emprendió un viaje hacia Alaska.  Sólo y sin dinero abandonó su casa y partió hacia el desierto en coche. Una vez allí, una tromba de agua arrolló su vehículo; tras esto, el chico quemó el dinero que le quedaba y comenzó a andar sin dejar rastro. Dos años más tarde alcanzó su destino, y allí se aventuró dentro del territorio Yukon, rifle y macuto en mano, para fundirse con la naturaleza y vivir de los frutos de ésta.

Sueños de libertad y rebeldía que identifican en ellos a todo espectador, pareciendo el mensaje  por momentos una señal de movilización, que induce a hacer lo que siempre se ha deseado, a ser libre de verdad.

El protagonista, es alguien muy especial, cuyo trasfondo y sensibilidad le dotan de un gran conocimiento de si mismo, y un fuerte sentido de la responsabilidad. Cuando uno ve la película  se siente, al  igual que el héroe, incomprendido. Pero al contrario que el personaje, no se tienen tan claros los motivos de esta sensación.

La idea es universal, e invita a plantearse las cuestiones más básicas acerca del sistema societario actual.
Hay personas que nunca terminan de aceptar las cosas tal y como son en el mundo. Y aún así son felices. ¿Hipócritas? No necesariamente. Según Hart, libertad es la voluntad del hombre de acuerdo a la ley, la cual conoce. Otros, sin embargo no consiguen adaptarse. A veces se les llama ” anti-sistema”.

También aquel que está absolutamente convencido de las ventajas de la era moderna se verá obligado a reflexionar.

Y es que la cuestión no es para nada banal ¿Qué es todo esto que llamamos sociedad? ¿ Por qué, y cómo se estableció? La respuesta sólo se puede intuir si  indagamos sobre el origen de nuestro orden social,  la historia, las leyes, el sistema democrático,y el capitalismo. Somos ignorantes, si simplemente nos limitamos a movernos por la vida, no pensando demasiado en esas cosas tan “transcendentales”.  Aunque bien todos sabemos que no habrá problema si pasamos por la vida frívola y egocéntricamente. No así Thoreau, quien dijo  “Rather than love, than money, than fame, give me truth.”

En la cinta también se hace referencia a León Tolstoi, un hombre que escribió “tras haber vivido mucho, creó haber encontrado lo necesario para ser feliz. Una vida solitaria y calmada en el campo, con la posibilidad de ser útil para la gente a la que es fácil ayudar  y que no esta acostumbrada a recibir ayuda; sobre esto trabajo que uno espera sea de utilidad; y encima descanso, naturaleza, libros, música y amor al prójimo -Esa es mi idea de felicidad. Y sobre todo eso, tu como compañera y niños quizá.- Que más puede el corazón de un hombre desear?”.
Hoy en día parece que para ser feliz has de tener mucho dinero, muchos “amigos” y éxito profesional.
En lugar de amarnos mutuamente, nos odiamos. En vez de compartir, imponemos. Y lejos de querer dar, ansiamos recibir.
De vez en cuando, deberíamos sentarnos a pensar y tratar de averiguar qué es lo que nos mueve y llena, sin miedo a darnos cuenta de que llevamos toda la vida persiguiendo un “conejo blanco”.

Jim  Tonik.

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s