Reflexiones y posos.


El vaso se me ha quedado pequeño. Supongo que eso tiene más sentido en mi mundo que decir que el propio mundo se me ha quedado pequeño. Es una frontera ficticia, otra más, porque no tiene sentido tratar de poner límites a algo que no se puede cuantificar como un sentimiento o una mirada.

Y al final mi vida transcurre moribunda en una curva fría y oscura, con pequeños farolillos que parpadean alumbrando vagamente espacios que aparecen radiantes y desaparecen entre sombras arrullados por el dulce sonido del arroyo olvidado. Y yo continúo caminando sin poder dejar de mirar hacia abajo, hacia las formas de granito del suelo. Irregulares, ajenas a mi caminar como tus ojos a mi mirada…

Bienvenidos al Club de Los Periodistas Muertos.

Carral del Prado.

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s