¡Paparruchas!


Esta página no es un blog, ni siquiera es una web; es más bien lo que un parque aislado de la policía para un porreta, un salón de peluquería para una maruja o una sauna gay para un par de homosexuales.

En definitiva, es un lugar de conversación íntima, profunda y deshinibida. Queremos que esto se convierta en un punto de conexión de toda clase  de gente: desde  chiflados y amargados  intelectuales, asesinos en serie, sociópatas, hasta redichos culturetas, bacilones implacables e ingenuos navegantes. Personajes, que cansados como nosotros de toda la lógica imperante en la sociedad busquen la incongruencia absoluta, el mayor de los sinsentidos y lo ridículamente absurdo. También habrá sitio para la gente seria que sólo se mete en internet para ver porno.

En definitiva dejate llevar y únete a nuestro club!

Propicios días.

El club de los periodistas muertos

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s