The thrill is gone


Tumbado en un duro colchon, divagando entre recuerdos, con los acordes de BB King sonando en sus cascos. “The thrill is gone”. Cada día más poeta, cada vez menos amante del realismo, quizás para evitarse sufrir, para evadirse. ¿Un cobarde? No se llena la boca de ansiolíticos, no toma drogas. Para qué, si está solo. No, no tiene intención de escapar del laberinto que lo mantiene encerrado. Recuerda que, cuando estaba en libertad, no se arrepentía de nada, era el auténtico dueño del mundo. Ahora la angustia le aprieta, ahora que lo ha perdido todo sabe que no hay vuelta atrás. Que vagará en ese laberinto durante mucho tiempo. Será su penitencia.

Bienvenidos al club de los periodistas muertos.

 J S

Anuncios

Opina

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s